confederación sindical de comisiones obreras | 26 de septiembre de 2018

Cabecera Hacemos

"España le debe un reconocimiento a los sindicatos"

    Nicolás Sartorius ha hecho estas declaraciones en el encuentro del activo sindical en el que también han intervenido la secretaria de la Mujer de CCOO, Ana Herranz; la representante de CCOO en el Consejo Social y Económico Europeo, Katiana Vicens; el exdirector del Diario El País, Joaquín Estefanía; así como diferentes representantes de las secciones sindicales y de la estructura del sindicato.

    01/04/2016.
    Intervenciones en el Encuentro Sindical del 1 de abril de 2016

    Intervenciones en el Encuentro Sindical del 1 de abril de 2016

    Ana Herranz, secretaria de la Mujer de CCOO, ha conducido el acto con una intervención en la que ha reivindicado el papel del sindicato en estos últimos años “en los que algunos nos han querido invisibilizar pero no lo han conseguido porque somos el sindicato que ha pintado las calles con camisetas de colores luchando por los derechos y las conquistas laborales y sociales”. “Hemos sido y somos el primer sindicato que trabaja por la transversalidad de género” y por eso nuestras delegadas suman un 41% y el 39% de la afiliación son mujeres.

    La secretaria de la Mujer ha recordado que el 80% de las personas encausadas por ejercer el derecho de huelga son de CCOO y que, a pesar de todo, los sindicalistas siguen trabajando sabiendo que con la actual Ley Mordaza se juegan su libertad y seguirán haciéndolo porque “las Comisiones Obreras han sido forjadas desde los principios de solidaridad y democracia”.

    Ana Herranz ha dado la palabra a Nicolás Sartorius, fundador de CCOO, que ha querido recordar el papel fundamental de CCOO en la transición y, sobretodo, durante el Gobierno de Arias Navarro que quería perpetuar la dictadura pero se encontró con la respuesta del sindicato que convocó más de 17.000 huelgas, “una ofensiva que trajo la democracia” y derribó al Gobierno. CCOO también contribuyó a la construcción de los Pactos de la Moncloa y la negativa de constituir un Pacto Social a favor de un Pacto Político propició nuestra Constitución. Es por todo esto que “España le debe un reconocimiento a los sindicatos”.

    La fuerza de CCOO está en el origen del sindicato y hemos llegado hasta aquí porque son los propios trabajadores y trabajadoras los que formaron el sindicato, con reuniones clandestinas durante la dictadura y organizándose para luchar por intereses comunes. Sartorius tambien ha querido recordar que fue CCOO quien movilizaba e incluía en las acciones que se llevaban a cabo como la creación de las comisiones juveniles, campesinas, de barrio o de estudiantes. Así lo recoge San Martín en su libro donde señala que “CCOO era el verdadero motor de todo el aparato subversivo en España”.

    Sartorius ha definido a CCOO como un sindicato muy combativo, movilizador y democrático que siempre ha defendido que “sin solidaridad no hay izquierda ni sindicalismo” y ha querido recordar a los jóvenes que deben luchar porque “los derechos no se heredan” y ha finalizado su intervención añadiendo "CCOO es lo mejor que hemos hecho, espero que lo mejoréis". 

    Katiana Vicens, representante de CCOO en el Consejo Económico y Social Europeo y condenada por ejercer el derecho de huelga, ha afirmado que “es mejor perder la libertad un tiempo que perder los derechos por los que tanto han luchado otras personas” y ha reiterado que nuestro delito no es más que ser sindicalistas que defienden el derecho de huelga y plantan cara al Gobierno en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Pero eso “lo pagamos con orgullo” porque gracias a los sindicalistas de CCOO; los de ayer, los de hoy y los de mañana; se han conquistado muchos derechos en este país.

    Katiana ha pedido la derogación de los artículos 215.3 y 172 del Código Penal y ha reiterado que “no hay libertad sindical sin derecho de huelga para lo que debe existir un reconocimiento social de este derecho y reivindicar la acción de los piquetes informativos ganando la batalla de la opinión pública, conquista necesaria en la que debemos de poner todo nuestro empeño”.

    El ex - director del diario El País, Joaquín Estefanía, que se definió como “un compañero de viaje sindical” pese a no estar nunca afiliado, ha hecho una contundente defensa de los sindicatos, cuya existencia y fortaleza ligó al bienestar de los trabajadores y de la mayoría social.

    “Me preocupante que los sindicatos no tengan mucha afiliación”, pero por qué esto debería preocuparnos a todos, se preguntó. “Porque nuestro bienestar depende de los sindicatos”, afirmó rotundo Joaquín Estefanía. “Los sindicatos protegen y garantizan que los trabajadores reciban salarios más justos o que tengan formación”; también, explicó, fomentan la participación pública y ayudan a mejorar las pensiones y los servicios públicos.

    Joaquín Estefanía que denunció la pretensión de acabar con los sindicatos, concluyó, que si son derrotados, si pierden la lucha ideológica que quiere identificarles como defensores de “trabajadores privilegiados con contrato fijo”, nos espera un largo periodo de regresión, por lo que animó a dar “la batalla de las ideas”.

    Tras Estefanía han tomado la palabra representantes de CCOO en secciones sindicales y equipos de extensión que han contado el trabajo que llevan a cabo en el sindicato. Alonso Pascual Lorenzo, trabajador de Renault, ha comenzado explicando la importancia de la participación de todos los trabajadores y trabajadoras en el sindicato para garantizar la acción sindical porque “tantos seamos, tanto conseguiremos” y ha recordado que “hay que seguir luchando por construir una organización fuerte y mayoritaria para recuperar la Negociación Colectiva que ha sido despreciada por las reformas laborales”.

    Carmen Ortiz, trabajadora de la restauración colectiva, ha denunciado las condiciones de trabajo que sufre este sector. “Los minijobs no los inventaron los alemanes ya existían en nuestro sector “ ha afirmado en relación a las dos horas mínimas que establecen sus contratos de trabajo o a los 400 euros mensuales que cobran muchas personas que trabajan en los comedores de empresas, escolares, etc. Por ello, Carmen ha defendido el papel de CCOO que ofrece a los trabajadores y trabajadoras organización, empoderamiento, acción sindical y negociación colectiva.

    El representante de CCOO en el Hospital de la Candelaria de Sta. Cruz de Tenerife, Juan Francisco Navarro, ha destacado las dificultades que tiene la Sanidad por la cantidad de sindicatos corporativos que se han formado en estos últimos años. Pese a ello, “CCOO ha mejorado su número de delegados en las últimas elecciones sindicales gracias a una labor constante de la sección sindical y porque somos una herramienta útil e imprescindible al servicio de los trabajadores y trabajadoras”.

    Mireia Dominguez, educadora infantil en Cataluña, ha declarado que “aunque este es un sector feminizado, precarizado y poco valorado, el trabajo llevado a cabo por el sindicato en estos últimos años ha conseguido que seamos el sindicato mayoritario” y no ha dudado en declarar que “aumentaremos el porcentaje de representación para conseguir negociar un convenio digno para todos”.

    Los trabajadores y trabajadoras de la Administración Pública han tenido como representante a Ángel Moreno, trabajador de un centro penitenciario, quien ha destacado que “afiliarse a CCOO constituye un hecho de rebeldía y una declaración de intenciones” y ha advertido que “la proliferación de los sindicatos corporativos forma parte de la estrategia del capital para debilitar el sindicalismo de clase por lo que debemos combatirlo creando conciencia de clase”. “Sólo las luchas globales tendrán éxito” ha declarado.

    Los representantes de CCOO han finalizado sus intervenciones con las palabras de Mª José Romero, trabajadora de equipos de extensión en Murcia, que visita pequeñas empresas tratando de conseguir que los trabajadores y trabajadoras de las mismas se organicen para lograr mejores condiciones de trabajo. Mª José ha denunciado a todos aquellos empresarios que no permiten que se realicen asambleas dentro de las empresas y les envían a la calle para reunirse, así como las coacciones que sufren muchos de estos trabajadores si sus nombres aparecen en las listas de CCOO. Sin embargo, “muchos de ellos acaban formando parte del sindicato porque saben que constituimos la base de esta sociedad, ha asegurado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.