confederación sindical de comisiones obreras | 19 de julio de 2018

Cabecera Hacemos

Hicimos, hacemos, haremos historia

    Nos hemos ganado un lugar en la Historia. En todos estos años de luchas hemos protagonizado las mayores conquistas de derechos en un período histórico tan corto: contribuimos a la llegada de la democracia y a tejer el entramado de derechos sociales y laborales de los que hemos disfrutado.Pero hoy, como ayer, lo que perseguimos es construir el futuro, para seguir haciendo historia.

    07/04/2016.

    CCOO ha vuelto a ganar las elecciones sindicales. Hemos vuelto a hacer Historia, la historia que cada día hace de nuestro sindicato la más poderosa organización del país.

    Cuando se ha cerrado el período de concentración electoral y aunque quedan muchas empresas pendientes de celebrar las elecciones, hemos conseguido incrementar la distancia con el segundo sindicato en cerca de 2000 delegados y delegadas -hasta los 8.500-, y el resto de fuerzas se quedan muy lejos de alcanzar tan siguiera el diez por ciento de los representantes sindicales elegidos.

    Estos resultados son de gran importancia por tres razones: la primera porque los hemos conseguido en un contexto particularmente complejo, dado el desgaste de nuestra credibilidad promovido desde poderes económicos y políticos con la inestimable colaboración de buena parte de los medios de comunicación. La segunda porque, pese al "linchamiento" al que hemos sido sometidos, hemos conseguido un respaldo mayoritario a nuestras candidaturas lo que significa que los trabajadores y trabajadoras en sectores y empresas continúan confiando muy mayoritariamente en los compañeros y compañeras que dan sentido a nuestras siglas. La tercera porque estos resultados nos dan la autoridad, la fuerza, no solo cuantitativa sino también cualitativa, para iniciar una nueva etapa en la que deberemos disputar en qué condiciones salimos de la crisis.

    En efecto, hemos dejado atrás la recesión, pero no hemos salido de la crisis. Para CCOO solo habremos salido de ella "cuando recuperemos los estándares de vida que teníamos antes de que empezase"

    La incipiente recuperación de la actividad económica que se está registrando contribuye a la mejora de los indicadores macroeconómicos y de la cuenta de resultados de las empresas, pero no se está extendiendo al conjunto de la ciudadanía; la prueba la tenemos en que el empleo prácticamente no mejora y cuando lo hace es en forma de precariedad laboral y bajos salarios, lo que no permite salir de la pobreza y empuja a nuestros jóvenes, mayoritariamente los mejor formados, hacia la emigración. Por si fuera poco, la pobreza social, aquella que sufren las más de setecientas mil familias que no perciben ningún ingreso laboral y que se ha extendido durante estos años, se consolida amenazando con convertirse en crónica, con los riesgos que eso supone de fragmentación y descohesión social.

    En estas condiciones, el Consejo Confederal de CCOO consideró que era el momento de pasar a la ofensiva. En estos años, el sindicato ha debido actuar a la defensiva, hemos tenido que negociar expedientes de regulación de empleo, hemos tenido que sacrificar salarios para mantener empleo, se nos han impuesto medidas y recortes sin que la movilización sectorial o general lograse pararlas salvo en contadas, aunque relevantes, ocasiones.

    Ahora es el momento de pasar a la ofensiva para recuperar derechos y restablecer las redes de protección y la universalidad y calidad de nuestros servicios públicos, vapuleados por las políticas neoliberales impuestas por las instituciones europeas y aplicadas servilmente por nuestros gobiernos.

    Ahora es el momento de dirimir si la incipiente recuperación va a aprovecharse para consolidar el modelo de sociedad desregulada y crecientemente desigual que se ha ido imponiendo, o por el contrario, si la mejora de los indicadores económicos permitirá recuperar las condiciones de vida y de trabajo que teníamos antes de la crisis, es decir, si vamos a recuperar y reforzar nuestro estado de derecho y de bienestar.

    Con la finalidad de contribuir a la consolidación del crecimiento económico y de que éste genere empleo de calidad y con derechos, de retejer nuestras redes de protección y de recuperar nuestros servicios públicos, lanzamos una campaña contra la pobreza salarial y social, con la que pretendemos mejorar el poder adquisitivo de los salarios, empezando por un incremento del SMI hasta los 800 euros y fijando una renta mínima garantizada tal como la que planteamos en la Iniciativa Legislativa Popular, que promovemos junto a la UGT.

    Disputar la salida de la crisis con posibilidades de éxito requiere de una organización fuerte y unida en torno a nuestros valores transformadores, capaz de tomar la iniciativa en la propuesta y la movilización y de compartir objetivos y acciones con la mayoría social y política.

    A ese objetivo contribuyen los resultados obtenidos en estas elecciones.

    Necesitamos una organización fuertemente representativa, bien anclada en empresas y sectores estratégicos, con una afiliación que crezca y a la que organicemos para la acción colectiva, cohesionada en torno a nuestros valores y principios, bien armada sindical y culturalmente, orgullosa de nuestra historia y de nuestro presente, y convencida del papel que debemos jugar en el futuro.

    Con la finalidad de avanzar en esos objetivos el 1 de abril ponemos en marcha una campaña que, bajo el título " Un año para reivindicar nuestra historia y la contribución de CCOO a las conquistas democráticas. Abril 2016-abril 2017" pretende reivindicar nuestro pasado y lo decisivo de nuestra acción en la historia reciente del país y reflexionar sobre nuestro presente con la intención de proyectarnos con más fuerza hacia el futuro.

    Durante este tiempo se celebrarán el 40 aniversario de la Asamblea de Barcelona, considerada como el acto fundacional del sindicato (julio de 2016), los cuarenta años de la matanza de Atocha (Enero 2017) y los cuarenta años de nuestra legalización (abril de 2017). Se trata de hitos relevantes y queremos que así sean sentidos por las afiliadas y afiliados a CCOO y por toda la sociedad.

    Nos hemos ganado un lugar en la Historia. En todos estos años de luchas hemos protagonizado las mayores conquistas de derechos en un período histórico tan corto: contribuimos a la llegada de la democracia y a tejer el entramado de derechos sociales y laborales de los que hemos disfrutado.Pero hoy, como ayer, lo que perseguimos es construir el futuro, para seguir haciendo historia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.